Product


Nuevas sustancias psicoactivas, ludopatías y adicciones tecnológicas

 0,00

Nuevas sustancias psicoactivas, ludopatías y adicciones tecnológicas es una guia indispensable para que las propias familias construyan una relación responsable, consciente y provechosa con las nuevas tecnologías.

Descripción

En la actualidad, uno de los principales problemas que preocupa a las familias es el uso de la tecnología. Cada vez más las familias demandan orientación en este ámbito.

Por ello, se ha elaborado la guía Nuevas sustancias psicoactivas, ludopatías y adicciones tecnológicas, para que las propias familias construyan una relación responsable, consciente y provechosa con las nuevas tecnologías.

Estamos inmersos en una revolución tecnológica. Se trata de un fenómeno que está transformando el mundo, las interacciones sociales, las tácticas comerciales y la relación entre el poder y la ciudadanía. La tecnología nos abre la puerta a nuevas realidades. Nuevas realidades, nuevos riesgos.

Educar es, entre otras cosas, preparar a nuestras hijas e hijos a gestionar esos riesgos, a adaptarse a sus futuras realidades. Las familias que saben adaptarse a su medio ayudan a sus hijos e hijas a hacer lo mismo. Eso es inteligencia.

Una familia es inteligente cuando aporta herramientas a sus hijas e hijos para que sepan adaptarse a realidades presentes y futuras. Toda familia quiere hijos e hijas que gestionen bien sus emociones (felicidad) y que sepan tomar decisiones responsables, en este caso relacionadas con las nuevas tecnologías. Por eso, la propuesta que se oferta en estos materiales a las familias se han clasificado en tres tipos de estrategias educativas:

  1. Proteger: cuando la decisión sobre las nuevas tecnologías corresponde a los adultos. Los hijos e hijas no tienen los recursos todavía para asumir la responsabilidad, por lo que los padres y madres son los que son los protagonistas.
  2. Supervisar: cuando esas decisiones recaen sobre los hijos e hijas, pero con supervisión adulta. Ya pueden empezar a asumir la responsabilidad del uso de las tecnologías, pero necesitan control externo adulto ajustado y respetuoso, amable, pero firme.
  3. Delegar: cuando las decisiones son de los hijos e hijas. Ya tienen el control de la situación, ya tienen las habilidades necesarias y el autocontrol suficiente para responsabilizarse del uso de las tecnologías. Así, hay tres propuestas: proteger, supervisar y delegar.

¿Cuándo proteger, supervisar o delegar?

Dependerá de la edad, de sus características, de su momento evolutivo, de su historia de aprendizaje familiar. Pero lo que está claro es que es dinámico. Si ahora estás protegiendo, tarde o temprano supervisarás, y si ahora estás supervisando, tarde o temprano delegarás.

Eso es educar. Desde no te dejo mi tarjeta bancaria a que tengas tú la tuya y la sepas gestionar.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Nuevas sustancias psicoactivas, ludopatías y adicciones tecnológicas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar