Big Five (I): apertura a nuevas experiencias en la familia

ilusión y deseo

En el anterior artículo del blog, reflexionamos sobre la conexión de la parentalidad positiva con un modelo de personalidad denominado de los Big Five (los cinco grandes). Los Big Five son cinco rasgos de personalidad: apertura a nuevas experiencias, responsabilidad, extraversión, amabilidad y neuroticismo.

Vamos a dedicar un artículo por cada rasgo de personalidad, contrastando cada rasgo con las habilidades parentales cotidianas, con los estilos educativos. Ahora vamos a abordar el primero: apertura a nuevas experiencias. Para empezar, recuperamos un texto extraído de nuestro libro estrella, Familias Inteligentes, claves prácticas para educar https://familiasenlanube.org/tienda/:

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

Las familias inteligentes buscan y promueven los cambios, el avance. Se proyectan hacia el futuro. Son curiosas, ambiciosas, les gusta descubrir nuevas cosas. No dudan para acudir a una asamblea de barrio, o a un curso de formación, o decir sí a una invitación a cenar. Suelen aportar resiliencia, es decir, creen en sus capacidades ante la adversidad, en su estilo de afrontamiento de los acontecimientos de la vida. Asimilando los conflictos no como problemas, sino como retos y oportunidades. Son valientes y perseverantes. Se deleitan con el encuentro con distintas realidades, entremezclando rutinas y riesgos. Ven oportunidades en los riesgos, y los riesgos de cada oportunidad. Pensar en una educación sin riesgos, sin conflictos es como querer multiplicar sin saber sumar. Todo aprendizaje acarrea un cambio, y todo cambio puede acarrear conflicto: apuntarse a un coro, dejar que el hijo vaya solo al Colegio, ir a una entrevista con la tutora.

Ninguna experiencia es tan novedosa como la crianza. Educar implica afrontar nuevas realidades, una y otra vez. Y también educar implica dejar que nuestros hijos e hijas afronten nuevas realidades, poco a poco, acomodándolo a sus ritmos evolutivos. Por eso, hay que llevarse bien con los cambios, con las novedades, con las sorpresas, porque en cualquier familia se convive con ello.

La familia está cambiando continuamente, y por eso le tienen que gustar los cambios. Pero, por otro lado, como necesita tener percepción de control (función de cualquier cerebro), lo conocido, lo habitual, da sensación de seguridad. Así que, en cualquier familia, lo inteligente es buscar el equilibrio entre lo conocido y lo desconocido, entre lo viejo y lo nuevo, entre rutina y riesgo.

Como es imposible educar sin riesgos, sin cambios, sin novedades, lo inteligente es anticipar, afrontar, ir en busca de esas nuevas experiencias que estimulen nuestras vidas y cerebros. Un niño, una niña, tiene derecho a tener nuevas y diferentes experiencias, realidades heterogéneas que afrontar. La diversidad contextual, la apertura a nuevas experiencias, es un rasgo de personalidad a desarrollar en el ámbito familiar desde el inicio de la crianza.

Dormir fuera de casa, dejar a tus hijos e hijas al cuidado de otras personas, delegar la responsabilidad educativa confiando en otros agentes educativos (el profesorado, por ejemplo), llevarlos a un campamento de 15 días con un grupo scout, apuntarse a unas colonias deportivas… son acciones que toda familia debe potenciar, dentro de sus posibilidades. Cuanto más experiencias y realidades diferentes afronten, más herramientas para la vida aprenden. Con inteligencia, con equilibrio (no se trata de que duerman todos los días fuera de casa).

Todos los padres y madres del planeta nos preocupamos por la vida de nuestros hijos e hijas, por aquellos aspectos que ya no controlamos. Abrirnos a nuevas experiencias implica preocupación (se nos activa siempre la liebre), pero tenemos que aprender a gestionarlo. Se puede aprender. No queda otra.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis

Así que os deseamos que durante 2019 abráis la puerta a las ilusiones, a las experiencias nuevas, y la cerréis ante los miedos y las preocupaciones. ¡Feliz año!

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar