La importancia de la “metadecisión” en la educación

toma de decisiones en el hogar

En una casa, (bueno, en cualquier escenario educativo), en un día, se toman cientos de decisiones. La gran mayoría de ellas se toman sin conciencia colectiva clara de que se están tomando decisiones. Este tipo de decisiones no suelen generar conflictos en el hogar. Preparo una cafetera, mi hijo se levanta de la cama y se va al baño, elijo la ropa que me voy a poner, decido si desayuno bizcochos o tostadas… Estas decisiones invisibles, se hacen visibles si hay conflicto. Es decir, sólo queda un trozo de bizcocho y los dos hermanos lo quieren, estoy harto de preparar yo siempre la cafetera, estamos a 2 grados de temperatura y la ropa que elige mi hijo para salir a la calle es una simple camiseta (y de tirantes).

Por eso, cuando surgen conflictos, se hacen visibles las decisiones.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

Ya he comentado más de una vez que el semáforo inteligente nació como herramienta para gestionar conflictos de forma positiva, ya que se nutre de las decisiones que toman los hijos que al mundo adulto no le agrada, o de decisiones que toma el mundo adulto y los que se enojan son los hijos. La familia no se inicia con un sistema definido para tomar decisiones ni resolver conflictos. Lo construye. Y el semáforo inteligente lo facilita.

Los padres y madres toman decisiones cuando aparecen sucesos inesperados. Tu hijo llega tarde, suspende cuatro, te dice que se ha lavado los dientes y no es así… Decisiones que toma tu hijo, produce que tu inicies un proceso de toma de decisiones. Y aquí aparece el concepto de metadecisión.

La metadecisión es la decisión de tomar la decisión. Es un espacio fundamental para gestionar de manera inteligente los conflictos. Si no hay metadecisión, suelen surgir los conflictos de los conflictos. No decidir  a tiempo, o no dejar tiempo a la decisión, puede implicar el surgimiento de sucesos indeseables. Se empieza diciendo “cariño, ¿puedes recoger tu habitación?” y se acaba diciendo ¡Pues este fin de semana no sales, así aprenderás! (todos sabemos que en un alto porcentaje de veces, al final saldrá).

La metadecisión no es reactiva. Provoca que el cerebro piense antes de actuar, antes de decidir. Así evita sentimientos de culpa posteriores, inútiles e innecesarios. Los padres tenemos una ventaja con respecto a nuestros hijos (sobre todo los de menor edad). Esa ventaja es la metadecisión. La verdadera autoridad que tienen los padres y madres es decidir las decisiones que se toman en el hogar. Si las vacaciones son decidibles, lo deciden los padres. Si la elección del colegio es decidible, lo deciden los padres.

Los padres, las madres, ante un conflicto, deciden quien decide.

Y volvemos de nuevo al semáforo inteligente (o el itinerario inteligente). Se nutre de los conflictos cotidianos que existen en todos los hogares, pone encima de la mesa la metadecisión, donde papá y mamá deben hacer equipo (si eres familia monoparental aquí tienes una ventaja) para definir el conflicto y quien va a ser el protagonista de su resolución. La metadecisión consiste, entre otras cosas, en elegir el color del semáforo.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis

Asi, si mi hijo tiene 3 años, la conclusión de la metadecisión debe ser que la decisión del conflicto “¿a que colegio va?” la deben tomar los adultos (semáforo rojo). Y si mi hija tiene 14 años, a lo mejor la metadecisión concluye que la decisión de “¿a que colegio va?” debe estar negociada (semáforo amarillo). Otros padres decidirán que a pesar de tener 17 años, la decisión de “¿a qué colegio va?”sigue estando en semáforo rojo. Aunque la metadecisión final debe acabar en el semáforo verde, como es lógico (que los padres elijan la Carrera Universitaria de su hijo no es muy deseable).

Hay metadecisiones para todos los gustos. Es inteligente abrir huecos a la metadecisión en tu hogar.

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar