Locus de control familiar

responsabilidad educativa

El locus de control proviene de la teoría del aprendizaje social de Rotter, un psicólogo que lo conceptualizó en 1966. (El locus de control y yo somos coetáneos, por cierto).

Desde hace 50 años el locus de control ha sido muy útil en los procesos terapéuticos. Ayuda a las personas a focalizar sus problemas, a situar el protagonismo en la toma de decisiones. Algo tan sencillo como el hecho de colocar el problema en tu zona de influencia, se le llama locus de control interno. Si el problema lo sitúas en el locus de control interno, significa que puedes hacer algo por resolver, por mejorar, por cambiar. Si el problema lo sitúas en el locus de control externo, es que no puedes actuar, no puedes decidir, no depende el problema de ti. Y toca aceptarlo.

Esto que parece una perogrullada, para algunas personas puede parecer  complicado. Problemas que no pueden hacer nada se ubican en el locus de control interno, con la consiguiente dosis de sufrimiento. O decisiones que si se deben tomar, y llamadas a la acción, que se colocan en el locus de control externo. Echamos balones fuera.

Cuando las familias vienen a mis terapias, uno de los objetivos evaluativos fundamentales es averiguar dónde ubican el problema que tienen con su hijo o hija. Si los primeros 15 minutos de terapia sólo hablan de los problemas que tiene su hijo o hija en el colegio, o, por el contrario, de los problemas que tienen ellos en casa con su hija o hijo. Si te dicen mire qué le pasa a mi hijo a ver si a vd le hace caso, o, por el contrario, te dicen yo ya no sé qué hacer. Ya dan muchas pistas. Si el cambio lo tienen que hacer otros (su hijo, el profesorado, los genes de los abuelos) o los propios padres.

En Familias en la Nube tenemos una premisa. Si quieres que tu hijo cambie, cambia tú primero como padre o madre. En dos fases:

  1. Centra tu atención en tu locus de control interno, en lo que depende de ti, en lo que controlas, y analiza lo que te funciona y lo que no. En Familias en la Nube te proponemos que realices este curso gratuito que a muchas familias le ha sido útil. https://familiasenlanube.org/curso/habilidades-para-educar-conflictos-en-casa/
  2. Y empieza a buscar claves para ese cambio. Una vez analizado tus conflictos cotidianos, y tus habilidades para para resolverlos, fórmate para anclar esos cambios, esas mejoras. Para ello:
  • Realiza algún curso online de la plataforma. https://familiasenlanube.org/cursos/
  • Léete los libros Familias Inteligentes, quien cuenta cuentos o te descargas de forma gratuita alguna de nuestras guías.
  • Acude a alguna conferencia programada o ponte en contacto con Familias en la Nube para organizar algún evento formativo
  • Utiliza las terapias online que se ofertan en la plataforma.https://familiasenlanube.org/tienda/

 

Recuerda que tú tienes tu locus de control, pero tu hijo o hija también. El acople de ambos es clave para fomentar la responsabilidad y para que la convivencia en casa sea la que deseas. Y nada mejor para acoplarlo que la técnica del semáforo inteligente, herramienta esencial en Familias en la Nube.

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Exit Popup

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar