Mamá, papá, persona.

Mamá, papá, persona.

Mamá, papá, persona va a ser el título de una sección de nuestro próximo programa de radio que vamos a emitir a partir de septiembre de 2019, todos los lunes de 18:00 a 18:30 horas. Casi siempre que el proceso terapéutico lo permite, intento trabajar con las familias que acuden a mi consulta, un aspecto que me parece fundamental para el desarrollo inteligente de cualquier familia. Como escribía en mi libro Familias Inteligentes: claves prácticas para educar:

Antes de ser padres se ha tenido vida que hay que mantener al máximo posible cuando nace un hijo. Si te gustaba ir a correr todos los días antes de ser mamá, lo que se debe hacer es correr menos días, pero sobre todo intentar no dejar de correr. Los responsables familiares continúan realizando bastantes actividades que les eran deseables en su “otra vida”. Los hijos de una familia inteligente no quieren que sus padres sean sólo padres, sino también pareja, que sus padres salgan con sus amistades, con otras familias. No quieren una madre abnegada que haya renunciado a tener vida propia por cumplir su función de madre. Para poder cuidar hay que saber cuidarse. Para poder querer, hay que saber quererse.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

Pues sí, antes de ser mamá o papá has sido persona, y durante el proceso de ser mamá o papá no hay que olvidarse que seguimos siéndolo. Mantener amistades, construir nuevas, seguir realizando actividades de ocio, construir nuevas. Pensamos que, para ejercer bien de madre o padre, se debe estar bien en el mundo, y que tus hijos o hijas lo aprecien. Es un valor que un hijo o hija vea que su madre, de vez en cuando, queda con amistades para ir a charlar o irse de viaje, por ejemplo.

Para el programa de radio, vamos a contar con una eminencia de la psicología positiva y de la neuropsicología clínica. Lleva casi 30 años asesorando a las personas para que sepan disfrutar de la vida, aprendan claves para gestionar sus conflictos, sus bloqueos, sus indecisiones, potenciando sus fortalezas y competencias. Por su despacho han pasado miles de personas, madres y padres incluidos. Esta profesional es Susana Donate, psicóloga clínica, subdirectora técnica y de recursos humanos en Asociación Parkinson Madrid y que colaboradora con alfinjugamostodos. Todo un lujo.

Entender lo que nos pasa entendiendo más al cerebro, enfocar la vida a un plano más inteligente, detectar fortalezas y potenciarlas, serán algunos aspectos para abordar en el programa. Siguiendo el planteamiento teórico de Seligman, trabajaremos las 24 fortalezas personales, y su relación con el hecho de ser papá o mamá. Esas fortalezas se agrupan en seis categorías:

  1. Sabiduría y conocimiento: fortalezas cognitivas que implican la adquisición y el uso del conocimiento. Y compartirlo, no sólo con tus hijos, sino con las diferentes personas de tus círculos sociales.
  2. Creatividad: pensar en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Promoviendo el ingenio, se fortalece la inteligencia. Aplicarlo no sólo al juego con tus hijos e hijas, sino al juego de la vida.
  3. Curiosidad: tener interés por lo que sucede en el mundo, encontrar temas fascinantes, explorar y descubrir nuevas cosas. Amar la novedad, estar abiertos a nuevas experiencias. Por ejemplo, ir a una librería y comprobar que siguen existiendo otros libros que no son de educación.
  4. Apertura de mente: pensar sobre las cosas y examinar todos sus significados y matices. No sacar conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad. Estar dispuesto a cambiar las propias ideas basándonos en la evidencia. Esto implica estar en un parque con otros padres y no sólo hablar de crianza.
  5. Deseo de aprender: Llegar a dominar nuevas materias y conocimientos, tendencia continua a adquirir nuevos aprendizajes. Amar el aprendizaje, no sólo para ser mejor mamá, sino mejor persona.
  6. Perspectiva: Ser capaz de dar consejos sabios y adecuados a los demás, encontrando caminos no sólo para comprender el mundo sino para ayudar a comprenderlo a los demás. La sabiduría se colectiviza.

Programa a programa iremos detallando cada fortaleza con la idea de aportar herramientas a las personas que les ayuden a estar mejor en el mundo, con la sensación a la hora de acostarse de que ha merecido la pena vivir el día de hoy, y con las ganas de levantarse cada día para seguir.

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close
Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar