¡Se porta mal en el colegio! 6 claves para actuar en casa

¡Se porta mal en el colegio! 6 claves para actuar en casa

Una de las consultas más comunes en nuestro Centro de Psicología es ¿qué hago cuando me dicen desde el colegio que mi hijo se porta mal?, o que le ponen muchos partes o sanciones.

Yo tengo una hipótesis de trabajo que quería compartir con las personas que siguen Familias en la Nube. Si leemos el contenido del parte o de la nota, los motivos por los cuales nuestro hijo o hija va a ser sancionado, yo pregunto: si en casa, en el hogar, los padres y madres también pudieran poner partes o notas, ¿coincidirían esos motivos?

Si el niño o niña es sancionado porque:

  • contesta o falta el respeto al profesorado, ¿contesta o falta el respeto también en casa?
  • No acepta las normas del centro, ¿acepta las de casa?
  • Manipula y chantajea a los demás, ¿en casa también?
  • No presta atención, no se esfuerza, hay que estar encima de él, tiene baja tolerancia a la frustración… ¿y en casa?

En mis 27 años de profesional con familias, cuando un niño niña o adolescente no se adapta bien al contexto escolar, siempre se puede y se debe trabajar en la mejora de las habilidades parentales. Depende de las habilidades parentales que ponemos en marcha en casa para gestionar los conflictos cotidianos, aprenderán estrategias adecuadas o inadecuadas para desenvolverse en los demás espacios educativos. Herramientas para la vida lo llaman algunas personas.Hay que ayudar a esos padres a detectar lo que no funciona en casa. Buscando mejoras en casa, fuera de casa tarde o temprano se notará también los cambios. Como madre, como padre, puedes prevenir que tu hijo traiga otro parte, puedes mejorar su conducta en el aula y en el colegio. He aquí algunas claves:

1.- Céntrate en tu zona de control, no desplazes la responsabilidad al colectivo del profesorado sobre aspectos que el responsable también eres tú. Recuerda, como padre o madre, siempre puedes mejorar.

2.-Respeta el trabajo del profesorado, sin que tu hijo perciba un mal gesto o frase que deslegitime la actuación del profesorado. Pide cita si no te gusta lo que hacen, habla con el profesorado, (mucho mejor sin la presencia de tu hijo), llega a acuerdos. Y vuelve a quedar para comentar los progresos.

3.- Sorprende a tu hijo. Ya sabe que te vas a enfadar, que le vas a decir lo mismo que otras veces, incluso lleva preparada una cantidad de contra argumentaciones y mentiras para evitar ser castigado. Cambia ese más de lo mismo.

4.- Piensa en todos los conflictos cotidianos de casa, no sólo te limites a los relacionados exclusivamente con el colegio (¿has hecho ya la brújula de los conflictos que te proponemos en Familias en la Nube?). Si sus episodios de frustración confunden al profesorado, en lugar de decirles lo que tienen que hacer, céntrate en que en casa se gestionen sus frustraciones de otra manera. Y si me dijeras en terapia, mi hijo en casa no da problemas, simplemente te diría, con mucho respeto, no es verdad. Y a continuación, te ayudaría a detectar esos errores y a motivar al cambio de ciertas pautas educativas.

5.- Controla tus preocupaciones. Si te preocupas en exceso, tu hijo se desmotivará. Le tiene que preocupar más a él su mal comportamiento que a ti para poder asumir responsabilidades. No es nada fácil, pero es muy eficiente. En casi todas las terapias tengo que trabajar este aspecto con los padres y madres.

6.-  Y suma. Suma momentos de credibilidad, de coherencia, de amabilidad con sus emociones, de disponibilidad. En resumen, aplica la técnica del semáforo inteligente. Ha demostrado que ayuda a nuestros hijos e hijas a adaptarse mejor a sus diferentes realidades, vividas, y que le quedan por vivir.

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar