Prevención de la violencia contra las mujeres desde la educación en casa

Prevención de la violencia contra las mujeres desde la educación en casa

Imagina que estás viendo un partido de fútbol. Durante una hora y tres cuartos, más o menos, vas a visualizar a 11 jugadores de tu equipo intentando luchar por conseguir una victoria. Estás en tu sofá, delante de la televisión, y de repente ves que al lateral derecho de tu equipo le agrede en la banda un desconocido, y le asesina. Sigues viendo el partido, como si no pasara nada. A los 10 minutos, el delantero centro recibe un disparo, y cae muerto. Continúa el partido. Pasan unos 7 minutos, y el asesinado ahora es el medio centro. Llegan al descanso sólo 6 jugadores vivos. Al terminar el partido, ninguno. Apagas la televisión, y la vida continúa.

Cuesta imaginarlo, ¿no? Pues esto ocurre a las mujeres en este planeta. Mientras dura un partido de fútbol, unas 11 mujeres son asesinadas por violencia machista. En concreto, según datos de la ONU, 137 mujeres son asesinadas por su pareja masculina o por algún miembro de su familia a diario. ¡¡137!! Como si doce equipos de fútbol fueran asesinados todos los días.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

El viernes 10 de mayo, tuve la oportunidad de presentar una ponencia sobre feminicidio y asilo, organizada por un colectivo de padres y madres de la plataforma Del olvido al acción, y realizada con mucha maestría por Mercedes Hernández, presidenta de la Asociación Mujeres de Guatemala AGM. Con un lenguaje sensible y cercano, nos hizo una panorámica aterradora de la situación actual de la mujer en el mundo.

  • Para las mujeres, a lo largo de la historia, no han existido tiempos de paz. Una mujer no puede cruzar un descampado en paz en ningún lugar del mundo.
  • En las comisiones para la paz, tras periodos bélicos, apenas se cuenta con las mujeres. Y una cosa es establecer la paz, y otra hacer la paz. Y para hacer la paz, es imprescindible el protagonismo de las mujeres en sus territorios.
  • El acceso a la violencia, al poder, se otorga habitualmente a los niños, no a las niñas. Sólo hay que ver el consumo sexista de los juguetes, (a quien se le compra una pistola de juguete, por ejemplo).
  • La tendencia a despersonalizar la continua violación de los derechos de las mujeres. Aislar cada caso es una estrategia del sistema para no hablar sobre ello, para que no sea problema. En definitiva, para no intervenir.
  • Cuanta menos democracia, más asesinatos a mujeres. Las dictaduras son un aparato que masacra especialmente a las mujeres. Los datos sobre asesinatos a mujeres en el mundo así lo demuestran.
  • La correlación que existe entre los tres poderes; patriarcal, capitalista y colonialista, en los feminicidios.
  • Feminicidio: son crímenes de odio. Se mata a las mujeres porque son mujeres.

Y terminó la conferencia aludiendo a la importancia de la educación, sobre todo de fomentar la empatía en la familia. Y ahí es donde recojo el testigo y veo una alternativa a la violencia. Y ahí es donde como profesional veo que nos queda mucho camino por recorrer, pero que ese es el camino. Ayudar a madres y padres, a cualquier cuidador o cuidadora, a educar de forma respetuosa, donde la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones, no esté presente.

Pegar es violencia. Gritar es violencia. Castigar es violencia. Hacerle sentir culpable es violencia. Usar la violencia para educar es un fracaso adulto. La parentalidad positiva, eso que en 2006 creo la Comisión Europea, intenta trasmitir que se puede educar siendo siempre amables con las emociones de los hijos, pero firmes y coherentes entre lo que decimos y hacemos.

Desde Familias en la Nube lo tenemos claro, de cómo gestionen los conflictos cotidianos en casa las madres y los padres, aprenderán los hijos e hijas estrategias para gestionar los conflictos fuera de casa. Y si la violencia funciona en casa, se aplicará fuera de casa. Si, sí que podemos construir una sociedad más justa, pacífica y solidaria si a diario aplicamos herramientas educativas asociadas a la  parentalidad positiva.

Espero que la próxima vez que veas un partido de fútbol, te acuerdes de que es posible hacer algo por prevenir los feminicidios, por feminizar esta sociedad, por humanizar tu hogar.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis
Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close
Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar