¿Preguntas o afirmas? Alguna clave para las familias

¿Preguntas o afirmas? Alguna clave para las familias

Preguntar tiene su arte. La pregunta es una excelente herramienta educativa para fomentar la responsabilidad, ya que invita al posicionamiento, al protagonismo, además de contribuir a la construcción progresiva de la identidad de nuestros hijos e hijas.

La pregunta va en todas direcciones en la familia. No es patrimonio sólo exclusivo de los padres. Hay que llevarse bien con las preguntas. Enriquecen las relaciones sociales.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

La pregunta cumple varias funciones en la familia:

  1. Inicia conversaciones (si, eso que se suele hacer cuando no hay pantallas delante). Nuestros hijos necesitan contarnos sus cosas, por lo que le gusta que le preguntemos de vez en cuando. Hay que diferenciarlo del interrogatorio. Este último se produce por excesiva preocupación adulta, y no pone el foco en el interés superior del hijo o la hija.
  2.  Regula la participación en la familia. Si estás charlando durante la cena, y una hija apenas ha intervenido, la pregunta es una buena estrategia para facilitar que hable.
  3. Abre la puerta a las emociones. La mejor manera para empatizar es preguntar. No es lo mismo preguntar ¿por qué has hecho esto? que, ¿qué te pasa, cariño, estás enfadado?
  4. La pregunta empodera, transmite comprensión, cercanía, disponibilidad. El otro se siente importante, relevante.

A veces se relaciona preguntar con ignorancia. Aun recuerdo mi época de estudiante, cuando el docente, después de una exposición de 45 minutos, normalmente tediosa, decía Está claro, ¿no? ¿Alguna pregunta? Y yo digo, ¿quién se atrevía a preguntar? Si preguntabas era síntoma de no haber atendido, de no escuchar, de no entender, de torpeza. En definitiva, eras el ignorante. Por eso el silencio invadía la clase.

La pregunta es tan inteligente como la respuesta. La sabiduría  familiar se lleva muy bien con la pregunta.

La pregunta hace que conozcas a tus hijos. Y tus hijos deben encontrar cómodos cuando preguntas, desean que de vez en cuando se le pregunte. Pero también necesitan que afirmes.

El equilibrio entre preguntas y afirmaciones hace que una familia sea inteligente. En cualquier etapa evolutiva hay afirmaciones y preguntas. Las preguntas en el plano emocional vienen bien a cualquier edad. Sin embargo, en el plano del comportamiento, cuando se establecen límites y se gestionan los conflictos cotidianos, hay que saber utilizar de forma inteligente tanto las preguntas como las afirmaciones. Para eso tenemos el semáforo inteligente.

En general, aunque deben existir las preguntas en cualquier etapa evolutiva, cuando son pequeños es mejor afirmar y según van creciendo hay que preguntar más. Hay que ir traduciendo las afirmaciones a preguntas en su desarrollo evolutivo. Afirmar es clave para el ejercicio de lo que he denominado la autoridad empática en el semáforo rojo. Se afirma cuando los hijos e hijas no tienen recursos para tomar decisiones, para asumir responsabilidades. Y se pasa a la pregunta, cuando empiezan a tener esos recursos (semáforo amarillo). En el semáforo verde, la pregunta es la estrella, y las afirmaciones adultas deben ir desvaneciéndose.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis

¡Si es que el semáforo inteligente tiene respuestas para todo! Si no lo conoces, aquí lo tienes. https://familiasenlanube.org/curso/poner-limites-con-respeto-educando-hacia-las-nubes/

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close
Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar