No al artículo 155 (del Código Civil hablamos)

responsabilidad obediencia

No, no estoy en campaña electoral. Ni se me ocurre. Quizá me meta donde no me llaman, pero creo que se tiene que cambiar el contenido de parte del artículo 155 del Código Civil. O al menos, matizarlo.

Uno de los grandes objetivos que me marco en cualquiera de mis intervenciones relacionadas  con mi trabajo diario es intentar llegar a acuerdos entre los profesionales que trabajamos con familias para trasmitir mensajes cercanos, coherentes, prácticos, que ayuden a las madres y padres a ejercer mejor su función. Y al leer el Código Civil, en su apartado de las relaciones paterno-filiales, veo contradicciones. Os lo trascribo literal, incluyendo el 154 y luego comentamos.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

Artículo 154

Los hijos no emancipados están bajo la patria potestad de los progenitores.

La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental. Esta función comprende los siguientes deberes y facultades:

1.º Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

2.º Representarlos y administrar sus bienes.

Si los hijos tuvieren suficiente madurez deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis

Los progenitores podrán, en el ejercicio de su función, recabar el auxilio de la autoridad.

Artículo 155

Los hijos deben:

1.º Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.

2.º Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.

He puesto en negrita aquello que creo que es complicado de cuajar (bueno, hay otras cosillas, como lo de recabar el auxilio de la autoridad). Juntando ambas frases, podríamos decir que deberán ser oídos antes de adoptar decisiones que les afecten, pero al final hay que hacer lo que quieran los adultos mientras permanezcan bajo su potestad, ¿no?

¿Cómo se come esto? ¿Cómo se puede obedecer a otros teniendo en cuenta lo que tú opinas? ¿Te obedeces a ti mismo, u obedeces a los que tienen la Patria Potestad? ¿”Oídos” significa que se tiene en cuenta su información a la hora de adoptar decisiones o solamente que se oye? ¿Lo “oído” va a saco roto?

Nuestros hijos e hijas, ¿deben elegir según nuestros criterios? ¿Deben decidir para obedecer mientras se tenga la Patria Potestad? Y cuando salgan de esa Patria Potestad, ¿a quién obedecen luego? ¿O están ya preparados para tomar decisiones sin obedecer?

La verdad es que los juristas lo tiene complicado para llevar a la realidad de forma justa estos dos artículos. Yo, por unos segundos, haré de “coach judicial” y pongo encima de la mesa mi propuesta. ¿Qué tal cambiar obedecer por responsabilizar?

Elegir lo que tú quieres debe estar bajo el parámetro de la responsabilidad, no de la obediencia. Yo, sinceramente, no quiero que mis hijas sean obedientes. Quiero que sean responsables. Una familia que busca la responsabilidad, genera futura ciudadanía responsable. Una familia que busca la obediencia, genera futura ciudadanía obediente. Ahí lo dejo.

 

 

 

Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Artículos recomendados

Comentarios

  1. No estoy de acuerdo Y diré por qué Un padre debe tener potestad en su casa Debe estar obligado a educar a su hijo alimentarle y velar por el Al igual que el hijo tiene la obligación de obedecer y respetar a sus progenitores La ley que quieren cambiar lo único que trae es falta de respeto ,egoísmo dictadura precisamente porque crean tantos derechos incongruentes que se está creando una sociedad enferma en la que la intolerancia es cada día más y más fuerte por parte de los hijos a los padres Simplemente porque se dedican a dar clases de moral y respeto así como educación que en realidad es amoral falta de respeto y violencia hacia los padres Cada día hay más casos en los que ocurre esto Precisamente porque están quitando autoridad a los padres SRS un cachete es lo que hace cortar la histeria en un momento dado No se trata de violencia se trata de quitar la tontería y exigencia de un niño caprichoso Eso es lo que ocurre están criando niños maleducados exigentes y violentos Nunca un padre puede ser colega de su hijo Ahora bien hay que crear diálogo razonar si esto no se consigue y se ponen burros una palmada al culo no trae ningún trauma a nadie Eso es mentira No engañen no digan que eso es maltrato Digan que este invento es porque muchos han encontrado la gallina de los huevos de oro Es simplemente interés por y para ellos Saben lo que están consiguiendo crear pequeños dictadores Ninis irrespetuosos que mandan a la mierda a los padres y amenazan con denunciar a los padres cuando lo que es irrespetuoso Se ha llegado a denunciar a una madre por quitar un móvil a su hijo e incluso condenarla porque mirar un móvil es personal y es delito Nos están machacando continuamente que controlemos el móvil ordenador tablet de nuestros hijos porque las redes sociales son peligrosas Como quedamos se puede o no se puede vigilar en que anda metido tu hijo y que compañías tiene relación Un niño de 11 años como el caso arriba mencionado no tiene derecho su madre a quitarle el móvil sea el motivo que sea ? Es incongruente Uds se pasan las leyes por el forro Al igual con la ley de violencia de género Perdonen yo considero que somos personas no género Género es una cosa que compras en en un súper .Saben lo que está ocurriendo que los casos en los que no es cierto que exista esa violencia hagan sufrir a padres y poner a sus hijos en contra Yo creeré en esa ley cuando a las mujeres que ponen denuncias falsas se las condene incluso con cárcel por difamación daños y perjuicios Se lo pensarían dos veces antes de destruir a un hombre y crear odios y rencores a los hijos Esto no se hace porque no es políticamente correcto y maman muchos de la teta Esto lo escribe una mujer maltratada la cual nunca se creyó víctima Si no tonta por aguantar lo que no se debe paso página y se buscó la vida para sacar adelante a sus hijos sin ninguna ayuda Y si tuve que dar un cachete a mis hijos lo hizo Hoy día me quieren me respetan me apoyan y son personas responsables que han aprendido a salir adelante por sí mismos . Tienen valores que muchos quisieran Ningún trauma por el cachete Gracias al cachete aprendieron lo que está bien y lo que no

    • Antonio Ortuño: febrero 25, 2019 at 8:33 pm

      Respetable su opinión. Nosotros defendemos la responsabilidad, no la obediencia. Queremos que nuestros hijos e hijas sepan tomar decisiones responsables, en los diferentes contextos donde se desenvuelvan. Y no hace falta usar la violencia, para nada. Así tendremos una sociedad más justa, responsable y solidaria.

      • Estimado psicólogo, no se si usted es padre, pero seguro que ha sido hijo. En el transcurso de la vida de toda persona existen situaciones y momentos en que obedecer es indispensable para el aprendizaje de la vida. El sentido común debe imperar las relaciones paterno filiales y las normas de una casa para una correcta convivencia. Desgraciadamente el sentido común sigue siendo el menos común de todos los sentidos, y más cuando hablamos del tema adolescencia. La solución no está en el psicólogo sino en el establecimiento de unas normas de convivencia. Si el hijo desobedece de manera sistemática , no cumple con sus responsabilidades deberíamos solicitar el auxilio judicial… el 155 no puede desaparecer, a dónde vamos? psicólogo.
        Si el menor ya ha cumplido 16 años y quiere hacer su vida , pues que empiece por trabajar ya que la ley se lo permite y que se emancipe. si vive en la casa paterna debe acatar unos mínimos, y si no los acata habrá que solicitar el auxilio judicial para que así sea. somos padres y no ni negociadores ni esclavos ni nada que se le parezca.
        Conozco psicólogos que viven del cuento facturando a las administraciones financiadas con el dinero de todos los contribuyentes… nunca antes tantos psicólogos y nunca antes peor que en la actualidad.
        No se divorcian los padres y existe el convenio regulador?? todos sabemos que así es.
        Un acuerdo judicial y cumplimiento de mínimos propuesto por la autoridad parental y autorizado por el juez puede ser un primer paso a la responsabilidad del menor.
        justicia para todos, ser esclavos de la ley nos hará libres.

        • Antonio Ortuño: octubre 1, 2019 at 12:52 pm

          Estimada Silvia, respeto tu opinión. Desde Familias en la Nube sólo queremos que los niños, niñas y adolescentes sean responsables, y para ello, ponemos a disposición de las familias herramientas para que cuando se establezcan las normas de convivencia, tan importantes como tu bien dices, las interioricen y las hagan suyas. Lo importante es que hagan las cosas con responsabilidad, no obedeciendo por miedo a las consecuencias. Yo quiero que mis hijas, que sí soy padre, por ejemplo, se laven los dientes (o estudien) por si mismas,por que es deseable para ellas, no para obedecerme porque quiero yo.

  2. María Ofelia Lubián Dubra: mayo 8, 2019 at 5:16 pm

    Hola,
    Estoy totalmente de acuerdo en una cuestión: éticamente sólo tienen valor positivo la acción responsable, no la obediente. Pero esto no es incompatible con que a nivel legal se exija a los hijos obediencia a los padres, puesto que ante la ley estos últimos son responsables de los actos de sus hijos.
    Un saludo

  3. Y cuando falla el intento de inculcarles responsabilidad y continúan cometiendo errores que les llevarán irremediablemente al fracaso, deberemos seguir pensando que en nuestra mano no estará el poner remedio, pues tendríamos que utilizar la obediencia debida a los padres? Debemos dejarles destruir su futuro por no imponerles un cambio? Así nos va.

    • Antonio Ortuño: mayo 26, 2019 at 7:27 pm

      Mikel, creo que en ningún momento deseamos el fracaso. Nosotros defendemos fomentar la responsabilidad, por que es uno de los objetivos educativos fundamentales. Es un proceso de ser tú responsable de tu hijo, a que sea él responsable de si mismo. Y a veces el camino no es fácil, como bien dices, pero se puede conseguir. Esa es nuestra labor.

      • Mikel estoy de acuerdo contigo… sobretodo la parte que dices ASI NOS VA. Antonio estoy de acuerdo en que hay que inculcar la responsabilidad, explicar, educar. Pero cuando llegas a punto que a un niño le explicas una y otra vez que tiene responsabilidades y el niño te dice que si vale, y otro día le explicas por activa y por pasiva, y el niño te dice que si vale, pasas a un bucle que cuando te das cuenta el niño ya no es un niño y no le has hecho ningún favor. Resumiendo, de explicar sus responsabilidades y no ves resultado, lo mejor es pasar a la parte de obediencia. Le estarás haciendo un favor al niño. Cuantas veces nos hemos dado cuenta de la frase: qué razón tenía mi padre… No somos conscientes cuando somos niños de nuestras responsabilidades y obligaciones. Te ponen a prueba cada momento, cada segundo. Así que, lo primero es responsabilizar y si no hacen caso a nada, lo mejor es obligarles a responsabilizarse de las cosas.
        Saludos.

  4. Saludos:

    Los padres tenemos la obligación de cuidar, educar y proteger a nuestros hijos. Y matizo los tres conceptos:
    1) Cuidar:
    Asegurarnos de que tienen un techo, adecuado, en condiciones. Comida adecuada y suficiente para cubrir todas sus necesidades nutritivas. Agua que también es necesaria. Ropa para ponerse y que puedan abrigarse cuando sea necesario o estar frescos cuando el tiempo así lo requiera. Calzado…, ¿se entiende, no? Si está malo, ofrecerle todas las ayudas posibles para su mejoría. Vacunas, medicinas preescritas por profesionales sanitarios.

    2)Educar:
    Proveer al menor de unos valores y unas responsabilidades tanto cívicas, sociales y humanas dentro de las posibilidades de los padres. Por aquí, también pasa, el respeto hacia los demás, hacia ellos mismos y, claro está, hacia sus progenitores (así como abuelos y demás familia).

    3)Proteger:
    Proteger a los niños no es meterlos en una burbuja o encerrarlos en una habitación a cal y canto. No. Es educar y enseñarles a ser responsables. No únicamente de sus deberes del colegio (también), si no que hay cosas de las que se debe huir: Drogas, malas compañías, alcohol, no ir con desconocidos o, algo tan básico, como seguridad vial.

    Y todo esto no se puede conseguir si no hay respeto mutuo. Y los primeros en respetar deben ser los hijos y esto se consigue dando ejemplo. Pero si aún dando ejemplo, el menor no respeta y no cumple unas normas (hablo de normas de convivencia que en casa todos deben respetar), ¿cómo esperamos que sean responsables? A través del cumplimiento de las normas se aprende responsabilidad. Y esto no está reñido con que tomen sus propias decisiones. Es más, es complementario: Saber decidir por uno mismo pasa por haber tenido una educación y esa educación pasa por el respeto a las normas. No hablamos de que obedezcan ciegamente, si no que entiendan porqué deben respetar esas normas y obedecer.
    Pero ya que no estáis a favor de obedecer: Cuando tus hijos te pasen por encima no te quejes.
    En suma:
    La responsabilidad se adquiere mediante la educación y la educación requiere unas normas y aprender a obedecer a aquellas que se ponen por el bien propio del menor y común. No son caprichosas ni arbitrarias: Son por seguridad y responsabilidad.
    Cuando unos padres mandan a su hijo hacer la cama no es porque ellos no quieran hacerla, si no para que aprenda a ser responsable de sus cosas y a cuidar de ellas. No se convierten en borregos, si no en responsables.

  5. Para hacerse responsable un niño debe encontrarse con los límites de las cosas; los niños y adolescentes ni tienen la experiencia, madurez o consciencia del resultado de sus actos y decisiones, y en muchas situaciones no van a atender a razones (de hecho atraviesan etapas de crecimiento diversas en las que su postura es contraria a los padres precisamente porque necesitan confrontarse). A veces sólo se puede dar una tajante respuesta, en cierto modo no permitirles algo, ponerles un límite claro, lo que vendría a representar una orden o algo que se tiene que acatar. Puede que conscientemente la criatura no esté de acuerdo, no quiera, se enfade, etc; pero si los padres son coherentes con esos límites, si son límites que ellos también respetan, si son honestos, el niño o el joven en realidad se siente protegido, en su fuero interno siente que hsy justicia, aprende una lección, se piensa lo que iba a hacer o lo que quería obtener y sabe que eso traspasaba un límite injusto. Si no se ponen límites, se educa a niños infelices y que ademas en realidad no se sienten queridos. La capacidad de responsabilizarse viene después, cuando son adultos.

    • Antonio Ortuño: enero 26, 2020 at 6:36 pm

      Gracias Carmen por tus palabras. La tarea tan importante de poner límites, como dices, lo resolvemos con nuestra herramienta educativa del semáforo inteligente. Lo que planteas sería nuestro semáforo rojo.Hay aspectos que el control es adulto y hay que ejercer lo que llamamos la autoridad empática. En el artículo pretendemos defender la idea de que no es lo mismo tomar decisiones por obedecer, que tomar decisiones con responsabilidad. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close
Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar