LA VIOLENCIA MACHISTA: HERRAMIENTAS PREVENTIVAS DESDE LA FAMILIA

LA VIOLENCIA MACHISTA: HERRAMIENTAS PREVENTIVAS DESDE LA FAMILIA

Hoy es el Día Internacional contra la Violencia de Género. Numerosos artículos invaden las redes, con unos datos aterradores que te dejan por un instante bloqueado e indefenso, y sientes que apenas puedes hacer nada para impedir esta lacra. Miras a otros escenarios, a la administración, intentado que sean otros los que actúen y se responsabilicen para la erradicación de este drama absolutamente irracional.

Como profesional, voy a daros, familias, una buena y una mala noticia. La buena noticia es que la violencia machista se puede y se debe prevenir desde los hogares. En general, si las madres y los padres ejercemos buenas prácticas educativas, construiremos buena ciudadanía.  En particular, si manejamos con inteligencia las provocaciones y manipulaciones en el hogar, disminuiremos la probabilidad de que la violencia campe a sus anchas en las relaciones personales. La mala noticia es que cuesta esfuerzo, y es más fácil ceder a diario ante las manipulaciones de nuestros hijos e hijas que mantener coherencia educativa.

Familias inteligentes: claves prácticas para educar

El best seller de Antonio Ortuño que explica su revolucionario método para educar en familia. Descubre por qué confían en su libro más de 20.000 familias.

Aprenderás los métodos más utiles que han probado su eficacia con familias de todo el mundo en más de 25 años de terapia.

Aprovecha nuestra oferta limitada

Para entender la funcionalidad de las manipulaciones, aquí van tres ejemplos con situaciones sociales diferentes:

  1. Ejemplo 1: estás en una boda. Un familiar o una amistad te invita a tomar alguna bebida, pero te quieres ir. Le dices No, me tengo que ir. ¿Cuál puede ser su respuesta? Venga, no seas así, no me hagas esto, con lo que yo te quiero.
  2. Ejemplo 2: chica de 16 años que quiere quedar esta tarde con sus amigas para celebrar su cumple. Su pareja llama para quedar con ella. La chica contesta: No, he quedado para ir al cumple de Raquel. Mañana quedamos. ¿Cuál puede ser su respuesta? Venga, no seas así, no me hagas esto, con lo que yo te quiero.
  3. Ejemplo 3: niño de 8 años quiere ver la televisión. Su padre (o su madre) le dice No, que ya es tarde. Mañana podrás verla. ¿Cuál puede ser su respuesta? Venga, no seas así, no me hagas esto, con lo que yo te quiero.

Las manipulaciones están en casi todas las interacciones sociales. Es una herramienta que funciona. No hay que confundir las manipulaciones con la persuasión respetuosa o empática presente en todas las relaciones sociales.  Tú quieres algo, la otra persona no te lo concede, y tienes derecho a persuadir. Anda, por favor, que lo vamos a pasar bien. Esto no es manipulación. Pero si la contestación vuelve a ser No, me tengo que ir, y sigues insistiendo ¡Cómo me haces esto!, ya es manipulación, es decir, usas frases que sabes que hacen sentir mal, para que ceda y conseguir lo que deseas a cualquier precio. La manipulación empieza a ser el primer escalón de la violencia.

La manipulación comienza con persuasión y puede acabar en violencia. La persuasión respetuosa y empática no llega a ser manipulativa, porque no busca generar malestar en el otro.

Así que, madre, padre, a diario puedes prevenir la violencia machista. Entre ellas:

  1. Reduce tus manipulaciones en tus interacciones sociales. Y digo reducir, aunque me gustaría que fuera eliminar. Analiza tus estrategias para conseguir que tu pareja u otra relación cambie de criterio. Mide tus manipulaciones a otras personas o colectivos, sobre todo si tus hijos o hijas están presentes.
  2. Diferencia cuando tu hijo o hija te persuada, o te manipule. Cuando tu hijo o hija te persuada, escucha y dialoga. Si llega a la manipulación, mantente firme y coherente. Recuerda que desde Familias en la Nube te ofertamos una herramienta (el semáforo inteligente) que busca la coherencia como medida educativa preventiva y eficiente para manejar las manipulaciones del hogar con inteligencia. Y una de las recomendaciones es que elijas bien el color del semáforo, porque debes cumplirlo. Si tu hijo te pido algo, déjale que te persuada hasta que pienses el color del semáforo.  Pero una vez decidido, firmeza y coherencia.
  3. Observa las series o programas de televisión que veis en casa. Algunos asustan por la cantidad de manipulaciones que existen. Fomenta el análisis crítico en casa, como debes hacerlo con la publicidad, por ejemplo.
  4. Hay muchas más, entre ellas, por supuesto, la educación en igualdad. Desde que se levantan hasta que se acuestan, como hemos comentado en otros artículos de nuestro blog de Familias en la Nube.

Como psicólogo clínico, cada vez que trabajo en terapia violencia machista con adolescentes, percibo a familias que confunden persuasión con manipulación, y a familias que cambian de color continuamente cuando las manipulaciones son las protagonistas.

Así que cuando leemos noticias como que la violencia machista es la principal causa de muerte en el mundo entre las niñas y las mujeres de 15 a 44 años (una de cada tres mujeres en el planeta ha sufrido violencia física y/o sexual en algún momento de su vida), o que casi 200 niños y niñas han perdido a sus madres en España en los últimos cinco años (el 70 % de las mujeres víctimas de violencia machista son madres), por favor, no mires a otro lado.

Cursos Familias en la Nube

Descubre el método educativo revolucionario que ha cambiado la vida a más de 20.000 familias. Mejora el clima de tu hogar con nuestra exclusiva formación en vídeo.

Incluyen las técnicas más eficaces y los mejores consejos para que tus hijos crezcan responsables y felices.

Empieza ahora gratis
Share

Psicólogo especialista en Psicología Clínica Infanto-juvenil y Terapeuta Familiar desde hace más de 25 años. Conferenciante sobre temas educativos, centrados en la parentalidad positiva, su modelo educativo consiste en dotar de herramientas a los padres y madres para que sepan poner límites de una forma respetuosa, con la responsabilidad y la felicidad como compañeras de viaje.

Comentarios

  1. Gran artículo. Debemos educar lo mejor posible a los más pequeños e intentar frenar algunas formas de actuar, pidiendo ayuda profesional si es necesario, ya que, si no lo paramos a tiempo, puede ocasionar daños irreparables en personas cercanas a ellos.

    • Gracias, Carmen! Afortunadamente desde la Psicología tenemos muchas herramientas para poder ayudar a las madres y padres a que sus hijos e hijas sean, en definitiva, buenas personas y ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Exit Popup

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar